lunes, 29 de marzo de 2010

La ira es una especie en extinción

Imágenes Google:http://www.animalesenextincion.com.ar/secciones/osopanda/Oso-Pandapres.jpg

Releo mi texto del año 1989. Yo lo escribí el 4 de octubre de ese año. Recuerdo mi angustia y mi incapacidad de reaccionar frente a una situación que me superaba. Entonces, lo titulé:

Reflexiones sobre el desborde

Primero fue el piso del baño mojado. Por la mañana el charco parecía un desliz de mi gata en celo. Ella era de hacer esas cosas cuando le urgía el instinto. Los animales no son medidos como nosotros, los humanos. Al rato vi correrse el límite del ojo de agua. Tímidamente coloqué un trapo para que mi hijo no llevara el agua hasta el piso de madera. A él, lo atraía saltar los charquitos, así los llamaba . El chapoteo era uno de sus juegos preferidos.
Una hora después me reía de mí misma: el agua se había extendido por el living y el trapo flotaba sobre el espejo de agua.
Pedí ayuda: primero a un amigo, luego al portero y finalmente a la administración. Por supuesto cada uno se desentendió del problema. Era un asunto de Obras Sanitarias (ex-Aguas Argentina y hoy Aysa).
El hijo de la dueña del bar de la esquina "elevó el reclamo". Poco después supe que, cada tanto, a ellos se les tapaba el baño por exceso de papeles tirados al inodoro y, cada tanto, se inundaba mi departamento (aunque para mí fuera la primera vez). ¿Qué fue lo que me dijeron tanto el hijo de la dueña del bar como los de la administración y los de Obras Sanitarias-Aguas Argentinas-Aysa????????????? Que había que esperar!!!!!!!!!!! Eso ni se me ocurriría decírselo a mi gata en celo. Pero la espera es la madre de la paciencia para nosotros los humanos. Y aunque el instinto nos provocara respuestas como las de mi gata, seguramente nuestra razón rápidamente les pondría la tapa.

Releo estas líneas y compruebo su actualidad. Cuando se corta la luz nos dicen que esperemos, cuando se corta internet, el cable o el teléfono, nos dicen que esperemos. Cuando llueve torrencialmente, compre lechuga a 20 pesos el quilo o espere que mejore el tiempo. And so on, diría en mi mejor inglés. ¿Y mientras tanto? Y mientras tanto practique el stand-by. La ira crece como los quilos de papeles retenidos en una cámara de paso de grandes corrientes. En un abrir y cerrar de ojos verá desbordar la rejilla del baño y derramarse las aguas y una voz en el teléfono le pedirá gentilmente que espere!!!!