sábado, 19 de octubre de 2013

DIARIO DE VIAJE


Por la mañana fui recorriendo los mojones necesarios para que todo saliera bien en este viaje: cambio de divisas, los anteojos de sol que había que reponer, la compra de la Santa Rita prometida a mi nuera, la cámara de fotos...lo demás, ya estaba listo...mi madre me acompañaría, esta vez, al aeropuerto. Mi hijo y mi nuera pasaron a buscarme a la hora en que habíamos quedado...Yo estaba cansada de tantos preparativos, ansiosa...hablé mucho durante el trayecto a Ezeiza. Sentía que iba a ingresar a un espacio, donde la comunicación iba a ser totalmente diferente. No sé por qué se me ocurría que viajar a Turquía, allí donde el lenguaje se materializa como una inevitable imposibilidad para mí, un real ineludible es como lo que sucede en un matrimonio. Desde que supe que viajaba, no pude dejar de relacionar el viaje y el matrimonio. Ingresar a un universo desconocido, con otra historia, otros códigos, otro totem...los días previos al viaje me recorrían estas ideas, sensaciones que escapaban a mi control...fue mi manera de enfrentar lo desconocido. Y, por primera vez, completamente sola. Ningún compañero de equipo viajó conmigo. En el aeropuerto, los trámites fueron rápidos. Hice el check-in a través de la web, porque mi intención era compartir esos momentos con mis seres queridos. Así fue. Pero llegó el momento de iniciar el viaje. Subí la escalera mecánica y me despedí de todos...una vez...y otra vez...luego fueron los controles, el paso obligado por el Dutty Free...y la compra de ese perfume que usé cuando estuvimos juntos ese día,...ese día que cenamos juntos...que estábamos tan bien...ése es uno de los momentos que vive en mí de un modo tal que no se borra de mi memoria...y pertenece al álbum de recuerdos de la interminable lista de encuentros y desencuentros...así es nuestra historia...de amor. En este viaje, lo primero fue el perfume...

...en Turquía...


ICEEPSY 2013, en Antalya, Turquía Es verdaderamente motivador ingresar en un ámbito de encuentro profesional en el que cada detalle fue considerado para que todo suceda con la naturalidad de un proceso exitoso. Esta es la profunda vivencia que tuve la oportunidad de experimentar en el ICEEPSY 2013, que se realizó desde el 2 al 5 de octubre en Antalya, Turquía. Allí tuve la oportunidad de representar a todo el equipo que integra la línea PROA – Detección Precoz de Problemas de Aprendizaje – y a la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Palermo. Nuestro equipo elaboró un paper en el que presentamos un trabajo que lleva varios años de desarrollo, con el título Prelogical Test: An alternative tool for early detection of learning difficulties. El Congreso se realizó en inglés, exclusivamente. Participé como expositora y coordinadora de dos mesas de exposición. Por otra parte, presencié la presentación de 18 trabajos que me permitieron observar los temas que preocupan a nivel de la educación en distintos países de Europa (Rumania, Finlandia, Suiza, entre otros), de América del Norte (E.E.U.U. y Canadá), América del Sur (Chile, entre otros), que sugieren futuras líneas que se abren en relación a intereses, necesidades y búsquedas en los lineamientos de nuestros proyectos de investigación. También observé el interés que despierta la aplicación de sistemas expertos – como el que utilizó el equipo de ingenieros del proyecto PROA – en el procesamiento de datos obtenidos de las extensas investigaciones que se desarrollan en el área de la educación desde el Nivel Inicial hasta la Universidad. Quiero terminar con unas palabras de profundo agradecimiento a Uriel Cukierman y a Patricia González, por su compromiso y responsabilidad, a Gabriela Esperón, por su apoyo incondicional y a mis compañeros de equipo Paula Dinardi, Alejandro Fiel Martínez y Miguel Galante. Gracias por enseñarme lo valioso que resulta el trabajo en equipo y la confianza que depositaron en mí. A todos y cada uno, reitero, muchas gracias.

jueves, 16 de mayo de 2013

RELIQUIA



Con el sabor de la buena literatura


En la sala Pan y Arte, con textos de la escritora Silvina Ocampo se representa  esta obra que se destaca por un encantador ensamble de literatura y puesta escénica.  
Distintas técnicas vinculadas al teatro se entrecruzan en esta novedosa puesta: la del clown –en los gestos de las actrices -, el teatro de objetos – en la integración de las otras máscaras - y la de la narración oral. Esta última hace posible llevar a escena un texto literario de la calidad de “Pecado Mortal” que permite enhebrar personajes y situaciones vinculados con la temática del abandono, el abuso, la perversión que disocian el alma al punto de convertirla en lo que anuncia el título: una RELIQUIA.


¿Qué nos dice este título? Nos habla del resto que – en la marca y la huella indisoluble – persiste en un individuo en formación. Ese resto permanecerá  a partir de esa tremenda confrontación que acontece en el alma de una niña que luego se hace adulta y reproduce el  abandono y el abuso al que se vio sometida en su infancia.
Un personaje encarnado por dos actrices cumple con la difícil tarea de poner en escena la interioridad de la niña devenida en institutriz. El tono de comedia se desarrolla en el registro del humor negro.  La escenografía es austera;  cuenta con los recursos necesarios para servir de sostén a la narración. Dos sillas en primer plano, un perchero con trajes negros de fiesta, la presencia de lo religioso en una imagen de la Virgen.
La música sostiene el movimiento de las actrices en escena. Y  es crucial el m
anejo de la iluminación en momentos claves de la obra. También se destacan los aciertos en el trabajo de vestuario, peluquería y maquillaje que reproducen aquéllas antiguas muñecas de porcelana.
Algo murió en el alma de esa niña rica que insiste en expresarse en su vida adulta. Algo invisible a los ojos como es la auténtica inocencia.


Dirección: Calos Peláez.

Dramaturgia: Julia Nardozza, Valeria Pierabella y Carlos Peláez.

Elenco: Julia Nardozza y Valeria Pierabella.

Diseño de vestuario: Laura Pérez Andreau.

Vestuario: Noemí Zahr.

Diseño de luces: Adrián Cintioli.

Diseño de Títeres y Objetos: Julia Nardozza y Carlos Peláez.


Dirección: Calos Peláez.

Dramaturgia: Julia Nardozza, Valeria Pierabella y Carlos Peláez.

Elenco: Julia Nardozza y Valeria Pierabella.

Diseño de vestuario: Laura Pérez Andreau.

Vestuario: Noemí Zahr.

Diseño de luces: Adrián Cintioli.

Diseño de Títeres y Objetos: Julia Nardozza y Carlos Peláez.

Diseño gráfico: Budín de Tela (budindetela@gmail.com)

Prensa y Difusión: TEHAGOLAPRENSA

Teatro: Pan y Arte – Boedo 876 – C.A.B.A.

Tel. 4957-6922

Funciones: Domingos 19 hs.
Diseño gráfico: Budín de Tela (budindetela@gmail.com)

Prensa y Difusión: TEHAGOLAPRENSA

Teatro: Pan y Arte – Boedo 876 – C.A.B.A.

Tel. 4957-6922

Funciones: Domingos 19 hs.

viernes, 29 de marzo de 2013

Llamado Del Deseoso

 


Deseoso es aquel que huye de su madre.
Despedirse es cultivar un rocío para unirlo con la secularidad de la saliva.
La hondura del deseo no va por el secuestro del fruto.
Deseoso es dejar de ver a su madre.
Es la ausencia del sucedido de un día que se prolonga
y es la noche que esa ausencia se va ahondando como un cuchillo.
Es esa ausencia se abre una torre, en esa torre baila un fuego hueco.
y así se ensancha y la ausencia de la madre es un mar en calma.
Pero el huidizo no ve el cuchillo que le pregunta,
es la madre, de los postigos asegurados, de quien se huye.
Lo descendido en vieja sangre suena vacío.
La sangre es fría cuando desciende y cuando se esparce circulizada.
la madre es fría y está cumplida.
Si es por la muerte, su peso es doble y ya no nos suelta.
No es por las puertas donde se asoma nuestro abandono.
Es por un claro donde la madre sigue marchando, pero ya no nos sigue.
Es por un claro, allí se ciega y bien nos deja.
Ay del que no marcha esa marcha donde la madre ya no le sigue, ay.
No es desconocerse, el conocerse sigue furioso como en sus días,
pero el seguirlo sería quemarse dos en un árbol,
y ella apetece mirar el árbol como una piedra,
como una piedra con la inscripción de ancianos juegos.
Nuestro deseo no es alcanzar o incorporar un fruto ácido.
El deseoso es el huidizo.
Y de los cabezazos con nuestras madres cae el planeta centro de mesa
y ¿de dónde huimos, si no es de nuestras madres de quien huimos
que nunca quieren recomenzar el mismo naipe, la misma
noche de igual ijada descomunal?
 

Jose Lezama Lima


reconstrucción

amor presente
enraizado en el ayer
mira al futuro

sábado, 16 de marzo de 2013

HABEMUS PAPAM y es argentino



Salía yo de una clase de filosofía. Me acerqué a un kiosko al lado de la Facultad de Psicología, sobre la calle Independencia. Me atendió un hombre desdentado y con una amplia sonrisa me dijo: "¿Vio? El nuevo Papa es Bergoglio". Al mismo tiempo mi amiga Eli me enviaba un sms: "¿Bergoglio, Papa? ¿Es joda?" Así me enteré de nuestra nueva posición en el mundo. En la calle, los autos lo proclamaban con bocinas. Parecía el triunfo de alguno de los equipos de fútbol tradicionales. La llegada del Papa argentino se celebraba como un clásico. Una imagen muy nuestra, por cierto. Cuando llegué a mi trabajo, la secretaria muy mal dispuesta me dijo en tono de broma: "¿Para anunciar eso viniste?" 

Estupor, sorpresa, adhesión...reflexión y, también, profundo rechazo. Así se vivió esta noticia entre nosotros. Y el nuevo Papa copó los titulares de los diarios y las voces de la radio recorren todos los matices. Francisco I eclipsó el universo informativo. En el video que frecuento, me cuentan que las películas más vistas desde el anuncio son "Hermano Sol, Hermana Luna" y "Las sandalias del pescador". Recupero esas imágenes de mi memoria. ¡Qué viaje! ¡Hace tanto tiempo que las vi! ¿Las vi?, me pregunto.

Mi padre era un lector ávido. Amaba el libro de Morris West. Hoy lo busco y lo recupero de la biblioteca en casa de mi madre. Recupero un matiz de la personalidad de mi padre desconocido para mí, en aquella época. Mi padre habría celebrado el advenimiento de Francisco I - a pesar de su ateísmo socialista - por varios motivos: por esa lectura tan significativa para él, porque adoptó el nombre de mi abuelo, su padre, y porque va a ejercer su papado en Roma, la tierra de mi madre, a quien tanto amó. Diría Jung, que la paradoja es uno de nuestros más valiosos bienes espirituales. Vale, entonces, esta curiosa paradoja que rescato de la figura de mi padre.

De Bergoglio, lo que tengo más claro es la separación tajante de sus homilías y mensajes que buscaban sensibilizar y generaron sus diferencias profundas con el gobierno de los K. 

Hoy, todos nos miran. Hoy el mundo mira hacia este Sur, que también existe en la figura del pastor católico. Los gestos de Francisco I dejan al mundo boquiabierto. Veremos qué pasa.

martes, 5 de marzo de 2013

belleza pura


despreocupación
mi vuelo se anuncia hoy
soltando amarras

NO SÉ


incertidumbre
desde adentro mi sueño
anuncia el cambio

lunes, 4 de marzo de 2013

oro falso

infelicidad
su sentida humanidad
impío miente

Felicidad

confianza en vos
palabras con sentido
encuentro de almas

encuentro

tu silueta ahí
revela tu deseo
retiene el ansia

jueves, 28 de febrero de 2013

In memoriam, un adiós a Gloria Pampillo...

La conocí en el año 1985. Ella vivía en la calle Tucumán y estaba separándose de su segundo marido. Yo estaba viendo cómo se desintegraba mi primer matrimonio. Leí un anuncio en un diario y supe que tenía que asistir a su taller. ¡Qué nombre! Gloria Pampillo. Descendiente de gallegos. Yo, también. Sólo dio dos clases. No había gente interesada. No aceptó cobrarme. Recuerdo que le regalé una planta y nos comprometimos a continuar al año siguiente. Volví. Yo había atravesado una experiencia extrema en un taller de poesía y sólo conseguía escribir prosa poética, dolorosa, hermética. Me desesperaba no lograr extenderme en un relato que alcanzara el corazón del lector. Gloria tenía el don de la crítica inteligente, respetuosa, creativa. Y, gracias a esa elegancia y a ese amor por la palabra, los textos, mis textos se deslizaban confiados en la hoja en blanco. Durante dos años asistí sin faltar a sus talleres. Y, al poco tiempo, ella me estimuló para iniciarme en el periodismo infantil. Así, entré a trabajar en Editorial Atlántida, en la revista Billiken. Fue uno de los períodos más significativos de mi vida. Siempre sentí hacia Gloria un profundo agradecimiento. Su amistad incondicional, su exquisito sentido del humor. La recuerdo reírse...escuchar con atención y respeto a su interlocutor...intervenir con la agudeza que siempre la caracterizó. Al publicar mi primer libro de relatos, ella fue mi madrina. Escribió la contratapa con esa precisión que sólo alcanza un maestro en el arte de la palabra. Hoy, 27 de febrero del 2013, quiero despedirla como se merece, con el mejor recuerdo y el afecto que ella sabía despertar...

miércoles, 6 de febrero de 2013

Viaje a Aleppo, milenaria ciudad que evoca un cuento de Borges

Viaje a Aleppo, milenaria ciudad que evoca un cuento de Borges

Cuando el periodismo logra fundirse con la literatura, su página trasciende el ritmo veloz de la noticia. A mí, me sucede, cada vez que leo esta nota, que el cuento de Borges adquiere un nuevo sentido y se actualiza con una potencia que me inspira. El Aleph ha sido rescatado por Marcelo Cantelmi. Tal vez este acto sea el inicio del rescate de una ciudad en serio peligro de extinción. Tal vez de eso se trate el poder de revivir que anida en la palabra que fecunda.