jueves, 13 de diciembre de 2007

PALABRAS QUE SUEÑAN


¿Qué propone el mito que aún es posible reconocer su vigencia en la cultura de hoy? Dice Bachelard: "Las palabras en nuestras sabias culturas han sido definidas y redefinidas tantas veces, han sido escudriñadas con tanta precisión en nuestros diccionarios, que realmente se han convertido en instrumento de nuestros pensamientos. Han perdido su potencia de onirismo interno. Para volver sobre este onirismo unido a los nombres, habría que organizar una investigación sobre las palabras que todavía sueñan, sobre las palabras que son "hijas de la noche". ...noche y día ...sueño y muerte... cielo y tierra... sólo cobran sentido designándose como parejas. Una pareja domina a la otra, una pareja engendra a la otra"

Cada una de las palabras que integran esas parejas es hija de la noche y nos invita a descubrir su potencia de ensoñación.

miércoles, 31 de octubre de 2007

yin y yang




como un tango
brotes verdes
viento sur
deshoja la margarita
hasta que acaricie
un aire del norte
brotes verdes
aquí, allá,
rojas, violetas,
azules y blancas
reconcilia el color
de las amapolas
es primavera
junto al estaño
sufre
la ondina acecha
pañuelo al cuello
llega la daga
cruje el costado
tiñe el pañuelo
cae el telón
es el final
yin y yang
mutar
en una danza de opuestos
íntima
se suelta
se lanza
y recupera la memoria

martes, 16 de octubre de 2007

escritura espontánea


una respuesta en tiempos de crisis

sábado, 22 de septiembre de 2007

Terciopelo


Una caja


negro azabache


vacía


en la tapa,


la perla sobre la rosa


pelo suave negro


azabache.


Dejar el sueño


bajo tierra


dejé el sueño.


Despertar


a otra realidad

miércoles, 19 de septiembre de 2007

Poesía y creación


De poetas y de locos, todos tenemos un poco, como afirma un dicho muy conocido y tradicional. Para los griegos, poiesis , de donde proviene poesía abarcaba la creación en toda la dimensión de ese término. Los griegos celebraban a la divinidad maravillados ante la diversidad de todo lo creado. La naturaleza se expresaba en dioses y diosas que narraban el origen, el caos cuya profunda oscuridad devino en la expresión del cosmos.

lunes, 17 de septiembre de 2007

Héroes cotidianos


Xangó, dios de la guerra,
tomó a su diosa por la cintura.
Xangó, en danza,
dibujó el sendero.
El dios de la guerra
buscó una causa
y concilió.

Escribir y danzar




Danzar

Un tramo peligroso
El bosque
Áspero, oculto en la maleza.
La cabeza aún da vueltas.
Huelo a tierra húmeda.
Retiro el sudor de mi frente
Con el dorso de mi mano.
Recorro todo mi cuerpo.
Mi cuello, allí. Sostiene
Y une.
Mis manos
Se acarician.
Mi sexo despierta.
Trato de reconocerme.
El alma es tan pequeña
Que casi no se ve.
La cuido en cada paso.
Y, sin embargo…
Caer es también tocar la tierra
Sin sabor, rigurosa, sin consuelo,
Escupir el polvo, humedecer el suelo
Dejar de soñar
Y verse obligada a la realidad
Que implica cierto extrañamiento.
¿Quién soy? Mi pregunta.
El alma tal vez ha continuado sola
Desde entonces.
Mujer ánima,
Mujer alma
que depende de la pregunta de él.
¿Quién soy? ¿Alguien preñado de tú?
El otro crece en mí, si es verdaderamente otro.
Sólo la semilla que cae en tierra germinará.
Primero, las raíces, luego, el tallo,
Las hojas, las flores y, finalmente, el fruto.
Un ciclo repetido una y otra vez.
También el alma retorna.
Soñar es encontrar raíces en el cielo
Y dibujar un trayecto aquí en la tierra
Soñar es comprender el lenguaje de la mente
Y deletrear imágenes sutiles.
Distinguir, unir, religar,
El sueño y la vigilia.
La mente en el cuerpo. Danzar.
Como el enamorado en el encuentro.