miércoles, 14 de abril de 2010

MIEDO

Imágenes Google:www.japanxtreme.net/2008/03/27/dragones/

No quiero que crezcas, dije entonces.
No sos un buen compañero.
Fue en otro encuentro...
te escondí
en el fondo de una caja.
Desconocí, entonces,
tu enorme necesidad
de caricias
y, sin piedad, sólo atiné a aplastarte...
Como un animal acorralado
me dijiste que estabas,
ahí, presente...
Durante años, me seguiste de cerca
acompañando.
Hoy te dí mi mano,
mi voz...
Te transformaste
y comprendí...
Sos como un niño
con hambre y con sed.
Hoy te respeto
y acepto tu sabiduría.