lunes, 12 de octubre de 2009

De Cosmogonía, libro inédito

































como un tango
como un tango
brotes verdes
viento sur
deshoja la margarita
hasta que acaricie
un aire del norte
brotes verdes
aquí, allá,
rojas, violetas,
azules y blancas
reconcilia el color
de las amapolas
es primavera
junto al estaño
sufre
la ondina acecha
pañuelo al cuello
llega la daga
cruje el costado
tiñe el pañuelo
cae el telón
es el final
yin y yang
mutar
en una danza de opuestos
íntima
se suelta
se lanza
y recupera la memoria


arrabal
en el mástil
una advertencia de peligro
en la arena
no crecen rosas



infancias
llega su voz
funda vainillada
funda de hilo
el día duerme
sobre la almohada



nudos
la mano sostiene
el cerco que ajusta la palabra
mano de mujer
el ceño
aprieta la línea
retiene la historia
penetra la mirada
coloca el miedo
un hombre
su rostro perseguido
por ávidos mastines
la mujer conduce
una embarcación
más allá de lo nítido
para desanudar el secreto



tregua
Xangó, dios de la guerra,
tomó a su diosa por la cintura.
Xangó, en danza,
dibujó el sendero.
el dios de la guerra
buscó una buena causa
y concilió.

amiga
llega tu mano hasta mí
cuando estoy sola
aquí es donde descanso
oculta
lejos estoy del impudor
que persigue
y somete la inocencia
tomo tu mano
la estrecho
pujo
y nacen la noche y el día



miniatura
pequeña, tan pequeña
en la oscuridad,
inquieta,
de la mano,
cruzas
pastillas de luz,
en los bordes
mudos de asombro
los que están sentados
no te ven



una mujer
sigilosa
ojo agudo
oído atento
suave
sospecha el canto
arde la vida






de Cosmogonía, libro de poesías inédito
Beatriz Abelleira











selección publicada en este enlace: http://www.psicotango.com.ar/