miércoles, 1 de octubre de 2008

Paradigma


El arte, dijo ella, se corresponde con el paradigma del misterio. Un ámbito cerrado que va cobrando vida y se va iluminando. Renace. Una y otra vez. Plenitud y vacío. El alma, según dicen, tiene hambre de imágenes.